El Reloj de los Dominicanos

by | Jun 21, 2017 | Blog | 0 comments

Los dominicanos que visitamos los Estados Unidos debemos de rediseñar el reloj que nos impulsa a cumplir a tiempo con actividades tales como: actividades recreativas, llegar a tiempo a nuestro trabajo y recordar alimentar nuestro gato.
 
Esto es importante porque nuestro reloj tiende a ser un poco diferente cuando decidimos atender un evento. Por ejemplo, nos dicen que sucederá a las 5:00 PM y aparecemos a las 6:00 PM. Si es una fiesta nuestra tardanza está lamentablemente justificada por nuestra sociedad que entiende que llegar tarde a una fiesta es un símbolo de auto-independencia y respeto. En los Estados Unidos esto no puede estar más lejos de la verdad.
 
La hora americana es una hora que se respeta. Llegar a tiempo a nuestras actividades y a nuestra área laboral no sólo dice mucho sobre nuestras intenciones, sino que también es nuestra obligación estar temprano a tal evento. El no estarlo no desorientará al creador del evento o a nuestro jefe o jefa, ya que éste no entiende que sólo tenías un reloj dominicano en tu muñeca: entiende que en realidad tuviste una emergencia válida que justifica tu tardanza.
 
Sin embargo, cuando ya sobrepasas las excusas del tránsito, que se le pinchó una neumático a tu autobús, se descarriló la línea del metro, cayó un meteorito, que te dolía el estómago por haberte comido la comida del gato o que había una fila larguísima en el cajero automático porque necesitabas dinero para ir a una fiesta en la noche el cual planeabas llegar tarde… no queda más que una simple duda, totalmente razonable, sobre la calidad de tus intenciones del cómo vivir en una sociedad organizada.
 
Para evitar esto, ajusta tu agenda para que concluyas tus actividades con tiempo anticipado y llegues a los lugares con 15 minutos de anticipación. Lo irónico es que nadie recuerda quien llega temprano (ya que esto es normal) pero todos recuerdan a quien llega tarde.

Comparte

Comparte este post con tus amigos.